El campo de concentración es un mundo en el que las personas viven permanentemente juntas, de día y de noche. La crueldad y la violencia no son más que rasgos secundarios (y no imprescindibles). El campo de concentración es la liquidación total de la vida privada.

-M.Kundera-

EL CRIMEN PERFECTO

"Eppur si muove o E pur si muove" // y sin embargo se mueve

-Galileo Galilei-



Freud en 1923

Freud en 1923 publicó un articulo al que tituló “Sobre algunos casos de delincuentes por sentido de culpabilidad” donde por vez primera formuló la hipótesis de que determinados delincuentes delinquían por culpabilidad es decir buscando activamente el castigo para una falta imaginaria a través de un crimen o delito actual, lo prohibido actuaba como un atractor precisamente por esa promesa de castigo. Concluyó su análisis con la celebre sentencia. “La falta es anterior a la culpa”.

A CERCA DE... "Le désir attrapé par la queue"

"Le désir attrapé par la queue"

"Le désir attrapé par la queue"
En 1941 Picasso escribió este texto dramático clave no sólo por las alusiones a los acontecimientos históricos, sino también por el propio contexto cultural en el que se presentó. La lectura fue realizada en una de las veladas nocturnas en casa de los hermanos Leiris. Albert Camus fue el director y la representación contó con un singular reparto, con Michel Leiris, Raymond Queneau, Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre y Dora Maar

Foto tomada por Brassaï en 1944 en la apertura del juego de Picasso, el Deseo Cogido por la Cola

Foto tomada por Brassaï en 1944 en la apertura del juego de Picasso, el Deseo Cogido por la Cola
En esta foto, de pie de izquierda a derecha: Jacques Lacan, filósofo y psicoanalista; Cecile Eluard, hija del poeta de surrealista Paul Eluard; Pierre Reverdy, surrealista y poeta cubista; Luoise Leiris, esposa de propietario de galería Michel; Pablo Picasso, artista y dramaturgo; Zanie de Campan, actriz; Valentine Hugo, artista y esposa de bisnieto de Victor Hugo; Simone de Beauvoir, autora y feminista; Brassa ï, fotógrafo; sentados de izquierda a derecha: Jean-Paul Sartre, philosopher and author; Albert Camus, author; Michel Leiris, owner of famous Gallerie Luoise Leiris; Jean Aubier, editor.

domingo, 1 de mayo de 2011

LAS CONSTRUCCIONES DEL ESPACIO CREATIVO Buenos Aires, 1995

.













Aparentemente, en la creatividad no hay nada nuevo, es una amalgama de materias. En la creación hay una verdadera producción, en el sentido de que hay una verdadera transformación de la materia prima. Se puede decir que la creación no se encuentra en la materia prima.









La pulsión de muerte no es que uno se ande matando por la calle sino que es un aceptar que la existencia humana es finita, lo que decimos puntuación. En un escritor, se ve claramente que cuando los jóvenes no puntúan no es que quieran independizarse sino que lo que quieren es someterse a la inmortalidad. No es que quieran independizarse de la puntuación o del doble espacio o de la caída de la página, sino que es debido a la forclusión de la pulsión de muerte.







Además todo funciona sobre lo que no fue, por eso no hay recuperación, por eso que el gran aporte de Lacan, a mi entender, por supuesto basándose en la obra de Freud, es transformar el objeto perdido en objeto no sido. Aunque ya con Freud se entendía bastante bien, el objeto perdido no se podía hallar. Con el asunto de la percepción y la memoria mostró que el objeto perdido no se podía hallar, que lo que se buscaba jamás se podía hallar. Cuando él organiza una teoría mítica, mítica la llamo yo porque hablar de los orígenes es mítico, pero esto no quiere decir que no tengamos que hablar de los orígenes. Cuando él organiza un origen del deseo, él lo pone de esta manera, lo monta sobre el carril de la necesidad y entonces dice: cuando se juntan la huella mnémica de la necesidad con la huella mnémica del objeto que calma la necesidad ahí, primera experiencia de satisfacción. El deseo es la fuerza que va a surgir cada vez que el niño vuelva a tener hambre buscando la experiencia de placer, pero la experiencia de placer ya no existe más, la experiencia de placer fue y se perdió.









El grado de libertad en el hombre es mínimo y el pequeño grado de libertad que consigue lo consigue sometiéndose, entregando libertad. Plena libertad, como dice Don Artemidoro en uno de mis textos, plena libertad es el hombre primitivo, el de la selva. Ya cuando tuvo que encontrarse con otro hombre y dijeron: vamos a hacer un puente, se acabó la libertad.


Ese es el feminismo que podrá conseguir algo de liberación, el otro no. El otro ya consiguió lo que podía conseguir, pero no consiguió ni la libertad sexual, ni la cuenta bancaria. Consiguió que los maridos laven la ropa, los platos, que se feminizaran, ahora tienen que aguantar a un hombre que es medio afeminado, es decir que hicieron más grande el problema.


Al límite de que ella no puede pensar que puede ser reemplazada, no conoce el valor del dinero, entonces, no sabe que el dinero es tiempo. La liberación es precaria, no sabe que con dinero se puede comprar tiempo, que es para lo único que sirve el dinero. La gente cree que sirve para comprarse corbatas... pero sirve para comprar tiempo.






.